ESTADO DE GRACIA

El “Estado de Gracia” es vivir con las cualidades divinas que hacen espiritual, buena, sabia, amorosa, hermosa, armónica, apacible y compasiva a una persona, de acuerdo con el “Concepto Inmaculado” y el “Plan Divino de Perfección”, sin enfermedades, sin conflictos ni problemas.


Tú tienes todo el derecho del mundo de vivir en “Estado de Gracia”; solo hace falta que lo pienses, lo sientas, lo decretes y lo aceptes como un “Derecho Divino” que el mismo Padre te ha dado.


Los Santos, “Maestros de Sabiduría”, Ángeles y Arcángeles viven en “Estado de Gracia”. La práctica de la “Enseñanza Espiritual”, el perdonar, los pensamientos y sentimientos positivos o constructivos, la música apacible, los gratos aromas y vestirse o rodearse de los colores del arco iris conducen al “Estado de Gracia”. Para que siempre permanezcamos en “Estado de Gracia”, digamos: “Yo Soy y vivo en Estado de Gracia”.


Ante cualquier situación conflictiva, reconoce cuál es el “Estado de Gracia” en ese escenario y decrétalo.


Extracto del Libro “Pilares de la Metafísica”, de Rubén Cedeño