JUAN EL AMADO

Arizona, 2007.


Juan El Amado fue uno de los apóstoles del Maestro Jesús, un gran Santo del Cristianismo, y es un Maestro de Sabiduría que trabaja en el sexto Rayo de la Devoción, el Misticismo, el Idealismo, la Paz y la Provisión.


Existen siete formas en que se expresa la Vida universalmente, siete modalidades para realizar a Dios: los Siete Rayos, cada uno de los cuales está identificado por un color. Estos Siete Rayos son: el Primer Rayo Azul de la Voluntad Divina, el Segundo Rayo Dorado de la Sabiduría, el Tercer Rayo Rosa del Amor Divino, el Cuarto Rayo Blanco de la Armonía, el Quinto Rayo Verde de la Ciencia, el Sexto Rayo Oro-Rubí -o Naranja- de la Devoción y el Séptimo Rayo Violeta de la Misericordia.


Juan el Amado desenvolvió el Sexto Rayo de color Oro-Rubí -o Naranja- más que ningún otro Aspecto de Dios, ya que el más grande desarrollo que alcanzó en su evolución fue la Devoción, la Mística, el Amor, la Entrega y el Servicio hacia su Maestro -que era Jesús- como el Cristo, virtud que proyectó y sigue proyectándole a toda la humanidad, como ejemplo a seguir.


Uno puede meditar y decretar:


“YO SOY LA DEVOCIÓN, LA MÍSTICA, EL AMOR, LA ENTREGA Y EL SERVICIO AL CRISTO”.


El Amado de Juan fue el Maestro Jesús, y este le correspondió con igual Amor. Nosotros también podemos tener a Jesús como nuestro Amado y afirmar: “JESÚS ES MI BIENAMADO. YO SOY EL AMADO DE JESÚS”. Así que, estudiando y comprendiendo el Amor de Juan el Amado por Jesús, podemos desenvolver este mismo amor por el Maestro.


Juan firmó el evangelio que escribió narrando la vida de Jesús y sus enseñanzas, diciendo: “Esto fue lo que vio y escuchó aquel que Jesús amó”. Esto significa que la unión que Él tenía con el Maestro Jesús, fue de completo amor y devoción. Esto nos puede llevar a decretar: “YO SOY UNO CON JESÚS”.



Extraído del Libro “JUAN EL AMADO”, de Rubén Cedeño.

Editores: Rubén Cedeño y Fernando Candiotto.



Artículos Destacados