BELLEZA


En la naturaleza de las cosas no hay nada feo; desde una galaxia hasta la minúscula libélula hay Belleza, solo hay que observarla y desprejuiciarse de los conceptos preconcebidos que se tienen sobre la fealdad. A todos nos gusta la belleza y se puede vivir rebosantes de belleza, solo hay que hacerse permeable a ella.

La Belleza, la Pureza, la Liberación, el flotar por encima del mal van de la mano, todo lo bello eleva y saca de la depresión, por eso la Pureza y la Ascensión son parte de un mismo "Aspecto de Dios". Cuando te sientas deprimido, frustrado u horrendo, acuérdate de tu Ser Interno Puro y afirma: "Yo Soy una expresión Bella y Pura de Dios y no acepto nada menor que la perfección".

Todo lo que se le ofrece a la Vida, a la Humanidad, desde una enseñanza, una canción o una obra de arte debe ser completamente bello y puro.

Todo en la Naturaleza es hermoso; son los conceptos que tenemos sobre las cosas, los que hacen que alguien pueda verlas feas. La única fealdad es el daño que se hace al condenar al calificar. Se puede manifestar Belleza en la música, la pintura, las letras, la danza, la arquitectura, la escultura, el teatro, la poesía, el cine, el diseño gráfico y la peluquería.

Podemos ver la Belleza en todo. Dicen que una vez venía Jesús con sus discípulos y pasaron cerca de un perro podrido, entonces todos se recogieron las túnicas, asqueados y, tapándose la nariz, decían pestes de la podredumbre, pero Jesús dijo, refiriéndose al cadáver: "Ni las perlas son tan brillantes como sus dientes". Todo en la vida tiene Belleza.

Extracto del libro: "Todo" de Rubén Cedeño.

Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic