PLANOS Y CONSTITUCIÓN HUMANA

Actualización: Granada, 22/9/18

Los Siete Planos y la “Constitución Humana” son puntos importantes en el estudio, la investigación, la concentración, meditación y contemplación para lograr el desenvolvimiento de la evolución, la Iluminación y la Liberación Final.


Dentro del Universo Manifiesto de Parabrahman, conocido como Ishwara y su Complemento, la Madre Divina Cósmica, surgen los Siete Planos, donde el ser humano evoluciona tomando consciencia por medio de una envoltura para cada plano.


Para conocerse a sí mismo, es importante abordar y concienciar los diferentes “Estados de Conciencia” conocidos como “Envolturas”, “Vehículos” o “Cuerpos”, y sus respectivos Planos. No existe conocimiento de “sí mismo” sin el aprendizaje, la concienciación y el dominio de las “Envolturas Humanas”; esto es lo más importante que se puede hacer, pues con ello se entra en dominio de asuntos propios del desenvolvimiento del “Ser Interior”.


Ni los Planos ni la “Constitución Humana” son asuntos que connoten la tercera dimensión, pues son polidimensionales y complejos, algunos casi imposibles de describir; además, en los idiomas modernos, no se cuenta con palabras adecuadas para describirlos.


El ser humano es uno solo e indiviso, y su suprema realidad es un “Ser Interno” con diversos “Estados de Conciencia” llamados “Envolturas” o “Cuerpos”.



CONSTITUCIÓN TRINA DEL SER HUMANO

La primera percepción de la “Constitución del Ser Humano” es que se trata de un ser trino conformado por:

  1. Espíritu

  2. Alma

  3. Cuerpo

ESPÍRITU