SALUDO SOLAR


Haz lo siguiente en cualquier momento del día, mientras estás despierto: de pie, mira hacia el este y afirma, mental o verbalmente, pero con firmeza (deja que tus sentimientos te guíen, respecto a si lo harás en voz alta o no): “¡Magno Dios en mí!, asumo ahora Tu Eterno Amanecer, recibiendo tu Magno Esplendor y Actividad, que se experimentan y manifiestan visiblemente”. Descubrirás que esto produce resultados seguros, de cuya naturaleza no hablaré ahora para que puedas recibir el beneficio completo.


El uso de esta afirmación pone en movimiento principios poderosos. El Principio Divino, que es tu Conciencia Activa, está siempre envolviendo a la forma externa. Es el más poderoso de los Principios del cual el ser externo puede estar consciente y al cual puede unirse. Haciendo esto, puedes tener la misma seguridad de obtener resultados definidos que la que tienes cuando utilizas principios o fórmulas matemáticas o químicas. La Presencia Maestra en ti ES el más Poderoso de los Químicos y el Más Grande de los Principios o Fórmulas.


Al utilizar este tratamiento, los estudiantes deberían primero analizarse a sí mismos y ver si son sinceros en su permanencia en la Luz. Si son sinceros, ¡permanezcan entonces en la Luz y sigan adelante!



Extraído del Libro “Sagrado Libro del YO SOY”, “TRATAMIENTOS Y DECRETOS”, Tomo VI. Autor: Maestro Saint Germain. Compilado por Rubén Cedeño. Editorial Señora Porteña.



Artículos Destacados