PODER y GLORIA

PODER
El Poder de Dios es lo que se conoce como Omnipotencia. Dios mismo es toda la fuerza del universo: de las montañas, de la creación, de construir una ciudad, un país, un continente. Cada vez que te encuentres en un aprieto y creas que no puedes con un asunto, di: “Dios todo lo puede, y si DIOS puede, yo también". Recuerda que el Poder de Dios sirve para protegerte de toda cosa mala, brujería, magia negra y maldición, porque Dios no está de acuerdo con ninguna maldad y protege a sus hijos contra ellas. El Salmo 62 dice: “Dios es el Poder. Dios es mi más grande Fortaleza y Protección” Tienes que asumir el Poder de Dios para producir el bien, porque es el compromiso que da el conocimiento, lo que redundará en beneficio de tu progreso espiritual y el de toda la humanidad.

GLORIA
La Gloria es vivenciar, tener manifestado en nosotros, todo el Reino y el Poder de Dios, donde no existe imperfección, enfermedad, odio, mentira, fealdad, pobreza de ningún tipo, rencor ni nada negativo, sino toda la Perfección. Eso se vive al poner en práctica las Leyes Divinas, los Aspectos de Dios.
Texto extraído del libro "PADRE NUESTRO METAFÍSICO" de Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Porteña
Artículos Destacados