PODER CREADOR DEL “YO SOY”

Solamente el Hijo de Dios, el individuo con libre albedrío, puede decretar como Dios decreta y decir: “YO SOY”. Cualquier cualidad que siga después de las palabras “YO SOY”, pronunciada en los éteres, se manifiesta en el mundo de la substancia, convirtiéndose en una forma.


La acción vibratoria de las Palabras “YO SOY” -sean pensadas o habladas- es la descarga del Poder de crear; y cualquier frase o cualidad que siga a ese decreto, es instantáneamente impuesta sobre la substancia electrónica de los éteres. Estas dos palabras son el reconocimiento y la descarga del Poder para crear y traer a la manifestación, en la existencia exterior, cualquier cosa que siga a ese reconocimiento.


No hay nada en el universo que diga no a todo aquello que tú deseas, siempre y cuando esto no dañe a otros hijos de Dios.


Las Palabras “YO SOY”, sean sentidas, pensadas o habladas, descargan el Poder de crear instantáneamente.


Como tienes libre albedrío, es asunto tuyo calificar la energía que proyectas en pensamiento y sentimiento, determinando cómo quieres que actúes para ti. Cuando hablas en el Nombre, Poder y Autoridad del Gran “YO SOY”, estás descargando una energía ilimitada para que se cumplan tus deseos. Entonces, ¿por qué seguir permitiendo que la duda y el temor te acosen, cuando “YO SOY” es la puerta abierta a la Opulencia de Dios, que espera para derramarse como Salud, Bendiciones y Prosperidad? Atrévete a ser, a sentir y a utilizar esta Magna Autoridad de Dios en ti.


Cuando tú dices “YO SOY”, reconoces el Poder que destruye toda barrera y oposición. Repite, repite, repite: “YO SOY la Única Presencia actuando en esto. YO SOY la Única Presencia actuando en mi mundo”. Cuando sientas y conozcas cuán poderoso es el uso de esta expresión, realizarás el enorme Poder del “YO SOY”.


Extraído del Libro “YO SOY Y LA LLAMA VIOLETA”, del Maestro Saint Germain. Tomo I del “Sagrado Libro del YO SOY”.</