MADRE MERCEDES

La Madre Mercedes es la “Libertadora de los Cautivos” y, por consecuencia, una “Madre de la Liberación”, una Buddha Nirmanakaya, expresión de la Compasión Infinita de Amida Buddha y Avalokiteswara.

La Madre Mercedes es una Buddha, que quiere decir “Iluminada”, y una Nirmanakaya, porque ha renunciado a vivir la gloria de los planos celestes para meterse en la limitación de la materia a libertar a los seres humanos cautivos en cualquier plano. Este asunto se puede ver en la ópera “Fidelio” de Beethoven, en la acción de Leonora cuando desciende a las prisiones profundas y oscuras para salvar a Florestan.

La Madre Mercedes es la Virtud Divina de conceder, por vía de "Gracia" o "Regalo Divino", el don espiritual de La Libertad, sea merecido o no por el cautivo. La "Merced", como virtud, es indudable que existe; su definición aparece en todos los diccionarios; por lo tanto, existe como energía, es real y tiene vida; posee voluntad, inteligencia, amor, y actúa e inspira devoción. Ese cúmulo de condiciones de la "Merced", como un don, es lo que se ve personificado como la "Madre Mercedes".

La acción de Liberación de la Madre Mercedes consiste en hacer recobrar la capacidad perdida del "Libre Albedrío", que es la autodeterminación de la voluntad, que nos permite actuar libremente, como deseamos, en nuestra condición de "Corrientes de Vida Independientes".

Extracto del Libro "Madre Mercedes de Rubén Cedeño.




Artículos Destacados