top of page

HUMILDAD

Por el Maestro Hilarión

 

Cuando caminaba entre los seres humanos, vestía las túnicas de un hombre humilde, porque mi Maestro era el Amado Jesús. Intentando emular a mi Maestro, traté de llevar una vida humilde y canalizar las bendiciones del Padre. Sin embargo, como sucede con tantas otras cosas a la que nos aferramos durante la encarnación, las envolturas físicas finalmente no tienen gran importancia, porque al mirarlas desde este lado del Reino, es únicamente la Luz la que Sana. Solo la pureza de sus almas los vuelve humildes ante esa Luz. Ahora, como mis asistentes, los insto a que vean en sus vidas qué cosas del reino físico a las que están aferrados podrían dejar ir para que su servicio sea prestado completamente desde el Reino interno de la Luz, sin las envolturas externas.

 

Esa es la Llave Tonal de la Era de Saint Germain, en que la Belleza, el Orden Divino y la Perfección de toda clase serán parte del estilo de vida natural de quienes sirvan a la Luz. Pero hasta que dicha Era haya florecido por completo, la atención deberá estar sobre aquellos a quienes ustedes llaman las masas, puesta estas aún ignoran el Suministro y los Regalos de Educación que podrían fomentar su salud física y, lo que es más, potenciar su crecimiento espiritual. Los Ángeles que trabajan en este foco lo hacen primeramente con esta clase de gente y todavía están trayendo la idea del Sexto Rayo de prestar el máximo servicio posible para asistir a estos queridos individuos cuyas necesidades son tan grandes.

 

 

Extraído del Libro “RECINTOS DE CURACIÓN”, del MAESTRO HILARIÓN.

Editorial Metafísica.



Comentários


Artículos Destacados
Artículos Recientes
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic
bottom of page