FACILITADOR DE LOS POBRES

El “facilitador de los pobres” es el que decide comunicarles la “Enseñanza Interna” a los más pobres entre los pobres, revistiéndose de la más ignorada humildad y sencillez, comunicándose con palabras sencillas para que todos lo comprendan, sin presumir de ningún grado o título, sea profesional, noble o supuestamente espiritual, aunque sea un noble, letrado o encumbrado maestro. El “facilitador de los pobres” siempre está incondicionalmente dispuesto a comunicarles el desenvolvimiento interno absolutamente a todas las personas que sufren por estar sumidas en las "siete pobrezas".

Rubén Cedeño y Grupo de Facilitadores de la Enseñanza Interna Metafísica en Buddha Kusa Grass Temple, India, enero 2020

El “facilitador de los pobres” se aboca a este apostolado porque tiene presente que cada persona es parte de la "Totalidad de la Vida” y lo que hace por cada persona lo realiza por toda la humanidad. “Si se trata con un infame, se le enseña a un ignorante, se educa a un inculto, se consuela a un deprimido, se sana a un enfermo, se le da de comer a un hambriento o de beber a un sediento, se auxilia a un forastero, se viste a un necesitado, se está haciendo esto por el Maestro, por Dios o la "Totalidad de la Vida".
Texto extraído del libro "Aprendizaje Interno Inclusivo" de Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Porteña