EL PLANETA MERCURIO

Mercurio será el primero en ser llamado de regreso a Casa en el corazón de Helios y Vesta durante el primer movimiento cósmico, cuando la inhalación de la Divinidad atraiga a los Soles y planetas de nuestro sistema de vuelta a Alfa y Omega.
Cada planeta de nuestro Sistema vibra a una frecuencia diferente. Esto fue demostrado hace siglos por los experimentos de nuestro Amado Koot Hoomi cuando fue Pitágoras. Cada planeta de vuestro Sistema tiene una vibración diferente, así como la música que representa la Llave Tonal del planeta mientras este gira alrededor del Sol. Cada vibración debería ser parte de la Música de las Esferas. La Llave Tonal del planeta Tierra está descentrada y desafinada, es una disonancia en la Música de las Esferas, y por esa razón la Tierra ha sido especialmente rodeada por un Anillo Protector de Luz, de modo que esta disonancia no pueda afectar al resto de Nuestro Sistema Planetario.
(...)
¡Mercurio es conocido como el Planeta de Fuego! ¿Por qué? Porque la frecuencia vibratoria de la propia sustancia de su cuerpo es tan rápida que, al mirarlo, parece una esfera ígnea. En Mercurio, cada electrón que compone la sustancia de lo que llamarían “tierra” en vuestro planeta, está libre de impureza o discordia. La sustancia “tierra” allí es dorada, no brillante, sino similar al oro fundido, y los mares son semejantes al cristal, resplandecientes de Luz. La atmósfera que rodea a Mercurio manifiesta la cualidad de la Estrella, es azul, un azul mucho más profundo que el que rodea a la Tierra, y lleva la radiación de Hércules, el Señor Miguel y el bendito El Morya.




Extraído del libro "PLAN DIVINO DE DIOS PARA NUESTRO SISTEMA SOLAR" Maestros Ascendidos, Editorial Señora Porteña