CUATRO PODERES

Los electrones vienen a ser los receptáculos de la acción de cuatro poderes que todos los seres humanos tenemos:
1.  abrigar pensamientos;
2.  cargar los pensamientos con sentimientos;
3.  proyectar los pensamientos cargados con sentimientos por medio de los decretos;
4.  convertir en acciones los pensamientos cargados con sentimientos y convertidos en decretos.


Si ejercemos estos cuatros pasos para instaurar los Siete Dones de nuestro “Cuerpo Causal” en las actividades de la Tierra, fluirá un “Mar de Luz Electrónica” de bendiciones a cada paso que demos. Podemos vivir observando cómo estamos calificando los electrones a cada momento de nuestra vida; si es en bendiciones, buenos deseos, arte, armonía, prosperidad, entendimiento, entrega, bienestar, salud, servicio, se convertirán en dicha; si, por el contrario, es en malas calificaciones, desarmonía, rabia, miseria, desatención, crueldad, injusticia, fealdad, insulto, hipocresía, engaño, crítica u odio, le harán un daño insoportable a todo lo que contacten.
Extraído del libro "Transmutación Electrónica Metafísica" de Rubén Cedeño, Editorial Señora Porteña


Artículos Destacados