CHITTA-VRITTI-NIRODHA


Al control de los vórtices de la mente se le dice CHITTA-VRITTI-NIRODHA. No hay palabra en castellano que lo defina, por eso se dice en sáncrito, que es el idioma original de estos conocimientos. Necesariamente, tenemos tenemos que empezar a controlar los vórtices de la mente para poder utilizar la mente como reflejo del "Cristo Interno".

El control de los vórtices de la mente consiste en que la mente se aquiete. Cuando se está relajado, concentrado en los que se está leyendo, escuchando o hablando, viene una quietud trascendental en la que no hay vórtices mentales perturbadores; estos vórtices son como las ondas en un lago que no permiten que se releje el paisaje y deben ser aquietados.

El Cuerpo más cercano a tu "Cristo Interno" es el Cuerpo Mental, y si está tranquilo y no piensa en otra cosa, sino en el "Cristo Interno", puede reflejarlo, percibirlo, escuchar Su "Voz del Silencio". La mente ha de estar como un lago tranquilo que releja el cielo, pero si está agitado con pensamientos y sentimientos, no refleja nada, es como el mar en una tormenta.

Aquí se sugiere una afirmación, pero el hecho de que se diga una afirmación no quiere decir que lo consigan; tienen que concentrarse, meditarla y contemplarla, ponerse en ello. "YO SOY LA MENTE SERENA QUE MI CRISTO IRRADIA".

Extracto del libro YOGA SUTRAS DE PATANJALI de Rubén Cedeño