AYUDA DIVINA

El Arcángel MIGUEL, con su Espada de relampagueante LUZ AZUL, puede aniquilar cualquier situación de drogas que le sea encomendada. El Arcángel Miguel tiene a su cargo la defensa de las Fuerzas de la Luz y el destierro de «energías siniestras» de la faz de la Tierra, especialmente del plano astral.


La Madre María, en su noble actitud de dedicado Amor hacia el género humano, está interviniendo en la aparente situación de la drogadicción. Ella está dispuesta a ayudar a toda mamá terrena que le pida asistencia al respecto. Su amor por los jóvenes le permite correr en auxilio inmediato de todo aquel que desee libertarse de esta atadura.

Extraído del Libro “NO HACE FALTA LA DROGA”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.