top of page

AMOR SENSIBLE

El amor no se puede hablar ni describir. Utilizar la palabra “amor”, creyendo que amamos, es la falacia más grande que puede existir. Si uno no vive, no realiza y no mueve el amor, no sabe nada del amor. Uno no puede creer que puede amar porque leyó su definición. Nos estamos engañando.

A veces, hacemos las cosas porque nos dicen que las hagamos y no por nosotros mismos. Hemos sido insensibles al amor, a damos cuenta realmente de todo el amor contenido en lo que nos rodea o en lo que sucede. Hemos pasado días o noches de lluvia/lluviosos. Las hojas de los árboles, felices, la tierra, brincando de contento, con un frescor inmenso, brisa y humedad agradable. Sin embargo, hay comentarios: “qué fastidio la lluvia". Y esa persona cree hacer el amor con su pareja, eso es lo que dicen o creen que hacen, pero no son capaces de hacer el amor con la lluvia. Al hablar de hacer el amor no se hace referencia a un acto genital, sino a comulgar con las cosas. (...) Hay una gran belleza en los niños que brincan, ríen y hablan ¿ustedes hablan, se ríen con ellos, buscan diálogo? Cuando ven a los niños dicen: “Qué fastidio” y los apartan, no han hecho el amor porque vivimos negándonos al amor. Así nos negamos al amor en un Centro Comercial, cuando llegamos y en vez de deleitarnos viendo los contenidos de las vidrieras decimos: ¡qué bonito está, pero está muy caro y no tengo dinero! Juzgamos, criticamos y vamos poniendo impedimentos, para no disfrutar, ni ser felices.
Fragmentos del libro "Perfil de la Metafísica" de Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Porteña
Artículos Destacados
Artículos Recientes
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic
bottom of page