AGRADECIMIENTO AL FACILITADOR

Con todo lo que se pueda amar a los Maestros de Sabiduría y a los Buddhas perfeccionados, ese que reveló físicamente la Enseñanza en esta encarnación, a pesar de las imperfecciones de su personalidad, ha hecho lo que ningún otro ser perfeccionado. Jamás, el que físicamente reveló la Enseñanza, será más que un “Maestro de Sabiduría” o Buddha. Tanto los Maestros de Sabiduría como los Buddhas, antes de aceptar a cualquier "estudiante consagrado", observarán, como garantía de su fidelidad hacia Ellos, la relación que haya tenido este estudiante con la persona física que le reveló la Enseñanza. De acuerdo con esto, será aceptado o rechazado, por cumplimiento de aquella Ley oculta que enuncia “Como es Arriba es Abajo”. Así como amaste, amarás; así como perdonaste, perdonarás; así como fuiste fiel, fiel serás y así como traicionaste y odiaste, traicionarás y odiarás. Esa es tu carta de presentación ante Dios y la Jerarquía Espiritual.

Texto extraído del libro "Perfil de la Metafísica" de Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Porteña
Artículos Destacados