OM


"Om" es el primer sonido que emanó en el Universo, formativo de todo lo existente; por eso fue adoptado por los primeros idiomas como "Verbo Formativo". Todo lo que se dice, antecediéndolo con el "Om" o el "Yo Soy", tarde o temprano se realiza; se es bueno y constructivo, se devuelve como bendiciones; si es negativo y destructivo, devasta al que lo pronuncia. "Om" es el primero y más grande decreto en la historia del Universo; es el verbo "Ser" o "Yo Soy" en el primer idioma del mundo.

Todo lo existente y lo no existente puede ser controlado al pronunciar el "Om" o el "Yo Soy". La meditación devota y consciente en el "Om", hecha con pureza y renuncia, satisface todas las necesidades y conduce a la Liberación.

El "Om" es "La Voz del Ser" que, por ser primordial, incluye en sí la obtención de la consciencia de "Ser" o Átman y, por ende, de Íshwara y "Parabrahman"; solo basta entonarlo, meditando devotamente en Él.

Pronunciar el Sagrado "Om" concentrado, meditándolo y contemplándolo, puede despertar en el interior la conciencia y realización del Ätman, que es parte de Íshwara y, a su vez de "Parabrahman", siempre y cuando se haya estudiado y se comprenda lo que es Átman, Íshwara y "Parabrahman".

Extracto del libro: "Meditación, Iluminación y Nirvana" de Rubén Cedeño.

Artículos Destacados