EJERCICIO RELIGIOSO


Veamos que somos luz, y todas las personas que nos rodean también lo son; que tenemos un centro luz en nuestro ser, que somos luminosidad, sin género, sin nombre, apellido, título ni creencia religiosa específica; no somos políticos y tampoco tenemos nada: ni casa, ni auto, ni grupo espiritual, mucho menos nacionalidad. En la Luz no hay conflicto de ser, no hay competencia, no hay separatividad ni diversas religiones, nadie es diferente, hay paz. Veamos cómo esa luz que somos se funde con todas las otras luces que son los demás, y solo existe un foco de Luz que es la Totalidad que somos ahora.

Extraído del libro INSTRUCTOR MUNDIAL de Rubén Cedeño

COLECCIÓN OBRAS COMPLETAS VOL. 10

Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic