FIN DEL DOLOR


¿Quién pronuncia el "Fiat" "¡HA LLEGADO A SU FIN EL DOLOR!?". Para los hijos de la Tierra puede ser el Logos Planetario, también el Logos Solar o el Logos Cósmico, depende del alcance de la conciencia de quien lo invoca, y de quién recibe y expande ese "Fiat". Cuando ese Ser dice: "¡HA LLEGADO A SU FIN EL DOLOR!", eso se cumple sin lugar a dudas, sin interferencias, sin objeciones, sin oposiciones de nada ni de nadie. Ese decreto es el acto de "Amor Compasivo" más grande que se pueda escuchar. Fue el grito que oyó el Señor Gautama cuando dejó el palacio de Kapilavastú, rodeado de riquezas y placeres, y se lanzó a buscar el origen del sufrimiento para eliminarlo; lo halló meditando durante cuarenta días y cuarenta noches debajo del Árbol Bo, en Bodhgaya, y luego lo explicó en sus prédicas como las "Cuatro Nobles Verdades" y el "Noble Óctuple Sendero".

Extraído del libro D. K. MASTER de Rubén Cedeño