EL MAL


La humanidad ha liberado el mal en el mundo acumulativamente, durante millones de años. Pensamientos de odio, actos de crueldad, falsas palabras, acciones sádicas, intenciones egoístas y la forma detestable del egoísmo ambicioso han creado una senda hacia la "puerta donde se halla el mal".

En realidad, el mal es de dos clases: la tendencia innata al egoísmo y a la separación, inherente a la sustancia de nuestro planeta, de la cual están hechas todas las formas que nuestro Logos Planetario heredó del residuo de un sistema solar anterior. Eso es algo inevitable, y proporciona al género humano la oportunidad necesaria para que los hombres puedan manejarla y controlarla, pues están bien equipados. Existe en ellos aquello que puede transmutarla y cambiarla, y esto básicamente constituye la "Ciencia de la Redención"-

Extraído del libro D. K. MASTER de Rubén Cedeño

Colección Obras Completas Vol. 17