AMIGO Y ENEMIGO


5. Por medio de la "Divina Presencia Yo Soy" en nosotros, debemos permanecer alertas y erguidos, y nunca relajarnos ni descuidarnos, porque uno es el amigo y enemigo de sí mismo.

6. Para aquel que se ha conquistado a sí mismo, Su Ser es su amigo; en cambio, para uno sin control, su propio ser es su enemigo.

7. El ser humano sereno y de autocontrol, siempre está absorto en lo Supremo y se mantiene igual en el calor y en el frío, en el placer y en el dolor, en el honor y en la desgracia.

8. Aquel que se siente satisfecho con las Enseñanzas Espirituales, que se ha realizado, que está firme en su convicción, que tiene sus sentidos controlados, y considera que un terrón de tierra, una piedra y una pieza de oro tienen el igual valor, esa persona vive en su Presencia "Yo Soy".