RENUNCIANTES AL NIRVANA


Hace mucho tiempo, los grandes Seres de la "Tierra Pura" tomaron la decisión consciente de renunciar al Nirvana para dedicarse al servicio. Esta promesa jamás debe romperse. De este modo, Nosotros estamos sujetos, como sombras, a la gran Rueda del Karma.

Del mismo modo lo están ustedes, los que conscientemente han elegido consagrar sus vidas al servicio de este planeta para traer la Libertad Espiritual a todos.

Nuestro servicio está dedicado a ustedes, y permanecemos de pie, con amor, detrás de cada uno, proporcionándoles ayuda y refugio eternos. Su servicio debe alcanzar a todo el planeta y sus evoluciones, por los cuales ustedes han tomado la responsabilidad al encarnar. Dedíquense a este servicio para convertirse en DIOS EN ACCIÓN.

Nosotros estamos con ustedes y siempre lo estaremos. Observamos y guiamos a cada individuo, y esperaremos hasta elevarlos en los brazos benditos del Nirvana. Si es necesario, esperaremos hasta el final de los tiempos.