FUEGO EN LAS COSAS


Todo contiene Fuego: los Planos de Manifestación, Sistemas Solares, Constelaciones y Soles Espirituales Centrales, los Cuatro Elementos, Reinos y Evoluciones. Pero en cada una de estas clasificaciones de la vida existen manifestaciones que expresan más que otras las cualidades del Fuego Sagrado. De las constelaciones del Zodíaco reconocidas como de Fuego están Aries, Leo y Sagitario, aunque podemos mencionar a Cannis Mayor, Las Pléyades y la Osa Mayor, en los metales, el oro es el que más contiene la naturaleza ígnea, y por esto en la Nueva Era serán descubiertas sus maravillosas propiedades magnéticas, medicinales y curativas. El oro es Fuego.

Las naranjas, mandarinas, melocotón y el durazno son frutas del Fuego Sagrado, porque absorben desde el centro llameante solar Helios y Vesta un poderoso caudal de energía que puede ser transmitido a nuestro organismo.

Entre las telas también existen algunas con alto poder ígneo, entre las que podemos mencionar el lino y especialmente la seda, recomendables para ser usados en los Servicios a los Seres de Luz y el Fuego Sagrado.