YO SOY KOOT HOOMI

Quizás encontrarán en mí a un Maestro amable y comprensivo, ya que el camino del silencio no se puede forzar; pero no permitas que Mi amabilidad te engañe, ya que detrás de esta se encuentra una “vara de hierro”.
¡Todo mi propósito de ser es incorporar en Mi naturaleza algo de la dulzura y el amor del Amado Señor Gautama, y luego, a través de mis estudiantes, ofrecer ese Amor a la juventud encarnada, que es la esperanza del “Nuevo Día"!

¡No se ofrece un vaso de agua fresca en Mi nombre sin que Yo esté consciente de ese dulce esfuerzo!
A medida que abren sus conciencias a mis palabras y a mi Presencia, son muy amables y corteses al aceptar, por medio de esta audiencia, la posibilidad de que les hable libremente; por eso pido que en la sustancia de sus propias energías sea tejida una “Túnica Dorada” de Paz Eterna que sobrepase la comprensión de la mente externa.
¡Los amo más de lo que pueden saber! Los amo lo suficiente como para desafiarlos a que asuman la “Naturaleza de Dios” ¡ahora mismo! y que acepten en sus sentimientos el Poder que hay en Ella.
Texto extraído del libro "Lord Koot Hoomi Habla" compilado por Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Porteña


Artículos Destacados