RÍO JORDÁN

El río Jordán reparte sus riberas entre Israel y Jordania, y une el Mar de Galilea con el Mar Muerto. El Jordán representa la corriente de energía pura y cristalina que viene de Dios, simbolizado Por el Mar de Galilea, y desemboca en el Mar Muerto, símbolo de la personalidad, para purificar todo lo negativo. Al sur del Mar Muerto está Egipto, que representa la esclavitud de la idolatría, la consciencia material adorando imágenes mentales creadas por los seres humanos.

Antes de llegar al Jordán, hay que purificarse del Egipto idólatra en las aguas del Mar Salado. El Mar de Galilea es la zona más al norte, más arriba de todo, y representa la Divina Presencia de Dios en uno. El río Jordán, situado más abajo, simboliza el Cordón Plateado que une al ser humano con Dios. El Mar Muerto es símbolo de la personalidad purificándose en el Fuego Sagrado del Perdón. Estos tres elementos geográficos representan la Lámina de la "Presencia Yo Soy”.
El bautismo en el río Jordán simboliza el momento en que uno se introduce bajo la comente de la Divinidad para bañarse con todo lo bueno que Dios tiene en Su Reino, y así llenarse de Su Belleza y Prosperidad, de tanta Sabiduría como la que le dio Dios al rey Salomón, de tanta Salud como la que el Arcángel Rafael le dio a Tobías, y de tanto Perdón como el que Jesús dio en la cruz.
Texto extraído del libro "BIBLIA" Colección Metafísica Cristiana de Rubén Cedeño, Editorial Señora Porteña
Artículos Destacados