“PERSEVERANCIA”

El participante espiritual debe ser el Sendero mismo, de tal forma que sea inseparable de este y siga, a pesar de todo lo que pueda pasar. Explica el Maestro Koot Hoomi: “Nada deberá apartarte, ni por un momento, del Sendero en el cual has entrado. Ni las tentaciones, ni los placeres del mundo, ni aun afecto terrestre alguno deberán jamás desviarte”. Extraído del Libro “PRIMERA INICIACIÓN”, de

Rubén Cedeño.