NOMBRE DE DIOS

Este Santo Nombre de Dios, que es el “YO SOY”, no se puede andar usando vanamente para afirmar negatividades o imperfecciones, sine solo para decir cosas lindas y positivas, para meditar en él constantemente, y conectar así esta gran verdad de Dios en su Santo Nombre, “YO SOY". "Santificar el Nombre de Dios” nos trae, de inmediato, éxito en lo que hacemos, fortuna, salud, bienestar y felicidad a cántaros.

YO SOY
El nombre de Dios es revelado en el Éxodo de la Biblia. Moisés desea conocer el nombre de Dios, y al interrogarlo, Este le responde: "Yo Soy el que Yo Soy. Así dirás a los hijos de Israel: Vo Soy me envió a vosotros. Este es mi nombre para siempre”. Santificar ese “Yo Soy” es usarlo siempre con adjetivos de perfección; hazlo y verás que esos calificativos se manifestarán en tu vida. Si afirmas, sientes y meditas: “Yo Soy próspero”, “Yo tengo” aunque no tengas, el dinero te aparecerá, ya que usaste el Nombre de Dios para atraerlo. Si dices, sientes y meditas: “Yo Soy Salud”, “Yo Soy Inteligente" o “Yo Soy Amor” aunque no lo seas, poco a poco lo irás manifestando.
Texto extraído del libro "PADRE NUESTRO METAFÍSICO" de Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Portena
Artículos Destacados