NO VIOLENCIA


No violencia es no hacerle daño a nadie, dejar de ser violento, no sentir rabia, no ofender, no insultar, no tener malas miradas, caras ni actitudes, que son pésimos obstáculos en la meditación e impiden la felicidad en la vida.

El Ahimsâ o no violencia es quebrantado por todo mal pensamiento, prisa excesiva, por guardar para uno aquello de lo que el mundo tiene necesidad, por toda mentira, odio, por desearle el mal a alguien. Ahimsâ se consigue es cuchando en silencio, comprendiendo las otras partes, buscando salidas inteligentes y teniendo predisposición para perdonar, amor a todas las criaturas y siendo noble en todas las acciones de la vida. En meditación se necesita esto, y puede ser muy beneficioso tomar la actitud de este decreto:

"YO SOY EL SILENCIO DE LA GRACIA ESCUCHANTE, COMPRENDIENDO INTELIGENTEMENTE, SOLUCIONANDO Y PERDONANDO".

Extracto del libro: Meditación, Iluminación y Nirvana de Rubén Cedeño.