top of page

MENTALIZACIONES DE FOX

Emmet Fox creía fehacientemente en el “Principio de Mentalismo”; desde pequeño, se mentalizaba a sí mismo de pie sobre un escenario, dando charlas, como un hombre robusto, con mucha vitalidad y magnetismo, animando e inspirando a otros con los que predicaba; y así fue como un día estuvo por el mundo dirigiéndose a miles de personas.


Cuando era niño, Emmet Fox iba frecuentemente al banco con su mamá, y el banquero tenía una voz áspera y muy desagradable; a esa edad, utilizó innatamente el “Principio de Mentalismo” y se decretó a sí mismo: “Cuando crezca, no quiero tener la voz como ese banquero”. El decreto se le cumplió, y Fox tenía una voz muy agradable y bien timbrada.


Emmet Fox decía: “No es necesario que andes andrajoso y limitado. No necesitas seguir viviendo o trabajando con gente que te disgusta. No necesitas estar enfermo, cansado o trabajando de más en tanto estudies la Ley y la apliques. Dale importancia a tu vida hoy mismo”.


Emmet Fox llenaba de color, alegría, salud, armonía, felicidad, creatividad e ilusión, las vidas de personas tristes, opacas, angustiadas, enfermas y derrotadas que lo visitaban o le hacían consultas.



Extraído del Libro “Emmet Fox, un ejemplo a seguir”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.



Comments


Artículos Destacados
Artículos Recientes
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic
bottom of page