top of page

AQUIETAMIENTO


La necesidad de aquietar la frecuencia vibratoria de los cuerpos internos, en el caso del estudiante que intenta elevarse por encima de la conciencia del ser externo, nunca será lo suficientemente enfatizada. El rápido y errático movimiento de los diversos vehículos a través de los cuales el alma funciona hace casi imposible que los claros y concisos mandatos de la Presencia se anclen en la conciencia con suficiente intensidad como para promover una acción de naturaleza constructiva que sea consistente y permanente. Todos ustedes han tenido la experiencia de tratar de hacerse oír por encima del bullicio de las voces en una gran sala. Esta es la posición del Ser Crístico, que espera cortésmente la oportunidad para alcanzar la mente externa de modo que el ser externo pueda cooperar con el cumplimiento del Plan Divino de ese ser. Una práctica recomendable para el aspirante a la maestría es el aquietamiento de la mente, los sentimientos y el cuerpo físico, al menos por unos momentos, varias veces al día.

Extracto del libro "Pinceladas" de Pablo el Veneciano.

Comentarios


Artículos Destacados
Artículos Recientes
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic
bottom of page