PRIMER RAYO AZUL

El “Primer Rayo Azul” es el “Fuego Electrónico” de la Divinidad en la Primera Esfera tanto del “Gran, Gran, Gran Sol Espiritual Central” como del "Cuerpo Causal”, cargado con las cualidades de Buena Voluntad, Fuerza, Poder, Principio, Espíritu, Fe, Entusiasmo y Protección que cada ser humano tiene que desenvolver.


El “Primer Rayo Azul” fue el que trajo el Universo desde la Inmanifestación a la Manifestación, e impulsó a pronunciar el Mantra Creador “Hágase la Luz”, que produjo el “Mahá Bindu” o “Primer Punto de Luz” dentro del Espacio Imponderable.


Dentro del Sagrado “YO SOY”, el "Primer Rayo Azul" es el “Yo” mientras que el “Soy” es la manifestación del “Rayo Dorado”.


Primer Rayo Azul de Rubén Cedeño

El “Primer Rayo Azul” fue el que, al proyectarse desde el “Gran Sol Espiritual Central Cósmico” definió el “Anillo No Pase” del “Universo Manifiesto”, cerrando definitivamente las puertas al caos, el abismo, la oscuridad; y continúa pulsando en constante expansión para ampliar las fronteras del “Reino del Ser Supremo".


El “Primer Rayo Azul”, como “Principio", fue el que trajo a la manifestación los "Siete Principios Universales” o las “Leyes Divinas”, que aparecen explicadas en los libros “Todo" y “Pilares de la Metafísica”.


El “Primer Rayo Azul” es lo que se mueve antes, durante y después del “Ser”. Es lo que permite que cada uno de nosotros sea lo que es y exista. Es también lo que posibilita decir “YO SOY", ser ‘‘YO SOY" y manifestar "YO SOY”.


El "Primer Rayo Azul” se encuentra en nuestro "Ser Interno” como una llama de consciencia.

Extracto del libro "Siete Rayos" de Rubén Cedeño

Artículos Destacados