EL CAMINO DE LA VIDA

A todo pobre que encuentres en la vía o en el camino de la vida, como aquel que no sabe la forma de vivir mejor, hay que comunicarle cómo resolver sus situaciones negativas, salir de la depresión, arreglar su vida, aplicar los Siete Aspectos de Dios, las Siete Leyes Universales, y despertarle su Cristo Interno.

Nunca terminamos de sacar gente de los basureros. Mientras más personas sacamos de la pobreza, cientos caen y es el cuento de nunca acabar; asimismo, nunca dejaremos de auxiliarlos compasivamente. Jesús lo dijo: “Los pobres siempre los tendrán a su lado”.


Extracto del Libro “COMPASIÓN INFINITA” de Rubén Cedeño