CONTRA EL DHARMA


Existen corrientes que van contra el DHARMA y que no se deberían apoyar, como cuando se ataca, critica y condena a los grupos que comunican la Enseñanza de las Leyes Superiores y los Siete Rayos; el desviar a un facilitador, distrayéndolo por un enamoramiento, disminuyéndolo o sacándolo de su misión de facilitar el Dharma; adorar al instructor y, por ello, extraviar la atención de la comprensión del Dharma; convertir el salón de clases en un centro de adoración; cuando se deja de comunicar la Enseñanza por ocuparse de mensajes y platillos voladores. Esas cosas no eliminan el sufrimiento, no son la solución a los problemas de un ser humano.

Extraído del libro DHARMA de Rubén Cedeño

Colección Metafísica Cetro Diamantino