DISOLVIENDO EL ODIO


El "Rayo Violeta" disuelve las enfermedades que son somatización del rencor y el odio acumulados por no perdonar. El rencor es el cáncer del alma. El que perdona, olvida.

El "Rayo Violeta" disuelve la falta de perdón. Cuando no se olvida, la energía mal calificada queda en el reservorio de memoria del pasado, y se forma como una llaga en los cuerpos sutiles. Si se la deja, la misma crece hasta el punto en que puede destruir a la persona, manifestándose como una en enfermedad. Aquel que no perdona, se hace daño a sí mismo.

Extraído del libro PILARES DE LA METAFÍSICA de Rubén Cedeño

Artículos Destacados