QUÉ PASA AL DESENCARNAR

Lo primero que pasa al desencarnar es que nadie se muere, porque uno no es la “Envoltura Física”, sino el “Ser Interno”, que es eterno. La muerte no existe. “Dios es Vida Eterna” y, como seres humanos, somos parte de Dios, por lo tanto, no podemos morir jamás. Lo que la gente llama “muerte” es el proceso mediante el cual el verdadero “Ser” es extraído de la “Envoltura Física”. El nombre que se le debe dar al hecho de morir es “desencarnar” o “hacer el tránsito”. Esto quiere decir que no se deja de existir, sino de tener carne, y se pasa a otros vehículos menos densos, como la “Envoltura Vital”.



RETROSPECCIÓN


Como la finalidad de la encarnación es tomar autoconsciencia del “Ser Interno”, al desencarnar se hace una retrospección, que es el acto de reproducir mentalmente y concienciar cada vivencia desde el momento en que se desencarna hacia atrás, hasta el día en que se nació.