VÓRTICES MENTALES


Los vórtices mentales son perturbaciones, como remolinos parecidos a los que aparecen en el cuadro "La noche estrellada" de Van Gogh, que alteran la paz, la armonía y el equilibrio interior.

Los pensamientos y sentimientos propios y de las demás personas, las lecturas, las noticias, los videos forman vórtices mentales que enturbian la mente e impiden la paz, armonía y transparencia interior.

Los vórtices mentales, propios o ajenos, son los creadores de todas las desarmonías de la vida; si se los hace desaparecer, sobreviene la vida armónica que todo el mundo desea.

Cuando no se está en meditación, se vive en los problemas y sufrimientos producidos por los vórtices mentales. La meditación se consigue por medio de la desaparición de los vórtices mentales.

La desaparición de los "vórtices mentales" se logra por medio del reconocimiento de que todo lo externo es apariencia, "ANICA", tomando en cuenta, ante cada vórtice mental de: "CIERRO MI PUERTA MENTAL A TODO VÓRTICE MENTAL".

La meditación que se practica sin quitarle poder a las apariencias externas y a los vórtices mentales no llega a nada.

Extracto del libro: Meditación, Iluminación y Nirvana de Rubén Cedeño.