USO DEL VERBO CONSTRUCTIVO

Verbos como “Ser”, “Estar”, “Tener” y algunos otros, generalmente se usan antes de un adjetivo calificativo; si este es positivo o negativo, tiende a crear un “arquetipo mental” que, de acuerdo a su cualidad, va a influenciar la vida de quien lo afirma y acepta. Afirmaciones que pueden emitir familiares, amigos y educadores, y que luego repite la mente, como: “Tú, eres (o yo soy) débil”, “tú estás (o estoy) deprimido”, “tienes (o tengo) mala suerte”, se convierten en “arquetipos mentales” que, por “acto reflejo”, traen a la vida de quien lo acepta o afirma, efectos semejantes.


En este tratado de los Siete Rayos solamente nos ocuparemos de afirmaciones constructivas y edificantes de la conducta humana, que vayan directo al inconsciente y se graben allí como un “arquetipo mental” que pueda, posteriormente, reproducir en el consciente esta cualidad, cada vez que sea necesario.


Para eliminar los “arquetipos mentales” negativos que minimizan el desarrollo personal –como el temor, el rechazo, la mala salud o la carencia-, utilizaremos la técnica de bloqueo, para que se vayan borrando del inconsciente, o no penetren a este, imágenes negativas contrarias a las cualidades de los Rayos, por medio de palabras o acciones destructivas que veamos. Esta técnica consiste en negarlas tantas veces como sea necesario, diciendo: “Le quito poder” o “no lo acepto”. La forma de desbaratar arquetipos mentales negativos es negándolos.

Extraído del Libro “PSICOLOGÍA DE LOS SIETE RAYOS”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.