top of page

TRANSFIGÚRALO

Transfigurar es darle otra figura a todo lo feo, indeseable, inarmónico, impuro, a aquello que está mal o desfigurado poniéndolo bueno, hermoso, luminoso o agradable. Todo en la vida puede ser transfigurado con la oración, la mente, el sentimiento, los decretos y las acciones positivas. Una enfermedad puede transfigurarse en un cuadro de salud; un impedimento, en una solución; una traición, en una bendición; una pérdida, en una ganancia, en un escenario de prosperidad. Todo depende de ti.

Jesús vivió la Transfiguración en el monte Tabor. Aunque Él no necesitaba transfigurar nada negativo en su vida, lo hizo para dar ejemplo de cómo transfigurar todo lo desagradable, incómodo, perturbador y negativo. Jesús se transfiguró en presencia de sus apóstoles Pedro, Santiago y Juan, volviéndose pura luz. Moisés y Elías aparecieron a su lado.
[...]
Puedes concentrarte, meditar y contemplar esta afirmación de fe: "YO SOY LA PRESENCIA DE DIOS TRANSFIGURANDO ESTA SITUACIÓN, VOLVIÉNDOLA BRILLANTE COMO EL SOL Y BLANCA COMO LA LUZ".
Fragmentos extraídos del libro "JESÚS El Cristo" de Rubén Cedeño publicado por la Editorial Señora Porteña.

Comments


Artículos Destacados
Artículos Recientes
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic
bottom of page