“TEMPLO DE LA RESURRECCIÓN DE JESÚS Y MARÍA”

El Templo de la Resurrección de Jesús y María es circular, construido alrededor del Foco Cósmico de la Llama de la Resurrección, y se encuentra en los Reinos Etéricos sobre Tierra Santa, área que fue santificada por las enseñanzas, vidas y presencias del Amado Maestro Jesús y Su madre, María. La “Llama de la Resurrección” se hizo necesaria para nosotros desde el tiempo en que caímos del Cielo, cuando la desintegración, degeneración, decaimiento y disolución de la forma fue instaurada por los rezagados. Jesús, María y el Arcángel Gabriel eligieron custodiar y sostener la Llama de la Resurrección para nosotros. Ellos nos ofrecen la hospitalidad de Su Retiro en este momento, para cooperar con el estímulo espiritual requerido para avanzar con confianza, felicidad, expectativa y gozo.


Esta Llama es mantenida a través de la invocación, atención, amor y devoción, que mantienen al Cristo vivo, para abandonar nuestro “yo personal”.


Pasillos circulares rodean el lugar más Sagrado, y en cada uno de estos pasillos, los Maestros de la Llama de la Resurrección y sus estudiantes absorben su esencia y la irradian hacia la periferia del Templo, hacia los que esperan en las cámaras exteriores, cuya luz aún no los ha hecho lo suficientemente avanzados como para estar dentro del corazón del esplendor brillante de la Llama. Así, desde cada uno de estos corredores, bajo la dirección de su maestro, los pupilos constantemente expanden la Llama y el Rayo de la Resurrección hacia los reinos de la naturaleza y los Guardianes Silenciosos.


A medida que los estudiantes avanzan en la pureza y en la capacidad de recibir, absorber y dirigir la Llama, se les permite moverse al interior, hacia el Templo Central. Cuando están listos para la Ascensión, se elevan en la Llama de la Resurrección hacia el reino natural en el cual están destinados a morar.


Mientras nos acostumbramos a la “Llama de la Resurrección”, lo único que nos permite acercarnos a ella es el Servicio Impersonal. LA LEY CÓSMICA NO PERMITE QUE RECIBAMOS UNA AYUDA ESPECIAL SI NO PRESTAMOS SERVICIO IMPERSONAL.


El Santo Aeolus nos pide que dirijamos nuestras conciencias hacia este Templo, y que llevemos de regreso el sentimiento y poder de la Resurrección de Jesucristo Ascendido, usándolo concientemente para restaurar, resucitar y traer a la vida, algún requerimiento Divino específico del cual carezcamos, como salud o suministro. Cada visita que hacemos al Templo de la Resurrección de Jesús y María fortalece nuestro sentimiento del Poder de la Resurrección de toda la gloria que conocimos junto al Padre, antes de que este mundo existiera, para retornar al Cielo.


Extraído del Libro: “EL CIELO” de Rubén Cedeño.



Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic

ESCUELA METAFÍSICA DE BUENOS AIRES

(54) (11) 4952-9222

info@lametafisica.com

Av. Callao 66 | 3º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

Sede Belgrano

metafisicasedebelgrano@gmail.com

Av. Congreso 2157 | 9º Piso | Oficina 4

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

MAPA DEL SITIO

SEGUINOS EN

  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo