TÚNICA DORADA

El servicio de la “Hermandad de la Túnica Dorada” consiste, de alguna manera, en proteger la conciencia de esas corrientes de vida a quienes se les da la oportunidad de contactar y fusionarse con sus “Cristos Internos”, contra la presión masiva de las olas de energía que conforman la atmósfera baja de la Tierra, hasta que puedan al menos sentir el Poder de la Presencia en el latido de sus corazones.
Aquí, en los Templos de la “Hermandad de la Túnica Dorada”, todas las almas encarnadas reciben instrucción mientras sus cuerpos duermen durante la noche, absorben las enseñanzas y también aprenden acerca de los requisitos del momento, que luego serán llamados a impartir a las multitudes.

Es la tarea de la “Gran Hermandad Blanca”, especialmente de la membresía de la “Hermandad de la Túnica Dorada”, enseñarles a los chelas y estudiantes sinceros cómo expandir la “Divina e Inmortal Llama Triple”, y cómo utilizarla para redimir todas las energías en sus vehículos.
[...]
¡Que las bendiciones de la “Hermandad de la Túnica Dorada” los envuelvan! ¡Que este “Loto Dorado de Iluminación y Constancia” sea un recuerdo eterno de un don otorgado! ¡Acéptenlo y utilícenlo! A medida que ingreso en el corazón de esa “Llama del Loto”, con el Amado Lord Maitreya de pie ante Mí, veremos que el mundo se torne Iluminado y Constante en el nombre de Dios. Que Dios los bendiga a todos.
Texto extraído del libro "KOOT HOOMI HABLA" compilación de Rubén Cedeño, publicado por Editorial Señora Porteña
Artículos Destacados