SAN JOSÉ

Algunas personas afirman que el Maestro Saint Germain fue San José, en el siglo I, en Israel. En esa vida se entreno espiritualmente con los esenios y colaboró en el trabajo de traer a la manifestación la Era de Piscis, de dos mil años de duración. Como consorte de la Madre María, la ayudó en la delicada misión de educar al Avatar de la Era de Piscis: el Maestro Jesús, encarnación de un Cristo completamente despierto y activo.
El Maestro Saint Germain ayudó al Maestro Jesús a darle forma al cristianismo en su etapa germinal, en el inicio de la Era de Piscis, escogiendo y aconsejando a los primeros cristianos y discipulos de Jesús.


San José es el patrono del “Buen Tránsito”. Nadie tiene que desencarnar con sufrimiento y complicaciones. Uno puede decretar el desencarnar sin sufrimiento, rápido y sin crear problemas; de eso se encarga el Maestro Saint Germain como patrono del Buen Tránsito.
AMADO MAESTRO SAINT GERMAIN,
EN TU NOMBRE DECRETO
DESENCARNAR
SIN SUFRIMIENTO, RÁPIDO
Y SIN PERTURBAR.
Texto extraído del libro "Saint Germain Plus" de Rubén Cedeño, Editorial Señora Porteña



Artículos Destacados