RESURRECCIÓN

Como todo el Universo Manifiesto es Vida, tiene la capacidad de volver a la Vida aquello que aparenta haberla perdido. Cada vez que deseemos resucitar algo, podemos decir, sintiéndolo y pensándolo: “YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA”. Jesús, en sus años perdidos, estudió en la India con su Maestro Maitreya, quien lo puso a realizar en meditación: “Yo Soy la Resurrección y la Vida”. ¿La Resurrección y la Vida de qué? Del estado de pureza de su REAL SER. El día que Jesús lo entendió, se levantó y se fue a ejecutar su ministerio, sanando y resucitando gente.


Extraído del Libro “TODO”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.