RECONOCIMIENTO DE PROTECCIÓN

“Yo Soy” reconociendo que el “Ser Interno” en mí, en cada persona y en el Universo, protege contra toda falta de bondad, ausencia de perfección, negación del bienestar y de la libertad. Por eso invoco ahora, los “Poderes Protectores” más grandes del “Ser Supremo”, la Poderosa Presencia “Yo Soy” en mí y en todo el género humano, para que se manifiesten ahora en el mundo, en este país, en esta ciudad y en cada cosa.


El más grande Poder del “Ser Divino” desteje ahora toda trama del mal, desbaratándola ya. Para las “Fuerzas del Bien” todo es posible y, en este momento, acaban con cualquier perversidad. La malevolencia y sus adminículos ahora son inmovilizados y disueltos. El imperio del mal se desmorona y termina ¡AHORA! La Consciencia Omnipotente de todo Bien, que nunca falla, asesta en este instante el golpe de muerte al mal, el odio, el engaño, el egoísmo y la separación, disolviéndolos para siempre. Todo lo que obstruye el Bien desaparece ahora, ante el propósito inquebrantable del “Ser Divino”. El mal es una ilusión y le digo: ¡Te conjuro a desaparecer! ¡Tú no tienes poder! El Bien es más poderoso que toda maldad, y triunfa, victorioso, por encima de cualquier crueldad. “Yo Soy” sosteniendo, a mi alrededor, el “Poderoso Anillo de Conciencia Protectora” intraspasable que me protege de toda perversidad.


La Divina Presencia de Dios “Yo Soy” en mí es mi Refugio y Protección. “YO SOY” el MÁS GRANDE E INVENCIBLE PODER DE PROTECCIÓN del Círculo de Seguridad de la Magna Presencia del Ser en mí, que BLINDA Y DEFIENDE (X3), con su “Coraza Incandescente”, y solo hace resplandecer la Perfección del Ser Puro y Perfecto.


“Yo Soy” el CINTURÓN DEL ANILLO DE CONSCIENCIA que le dice a todo mal: “NO PASES”. “YO SOY” EL SER QUE TODO LO PUEDE, Y NINGÚN MAL TIENE PODER.


“YO SOY” EL REINO, EL PODER Y LA GLORIA, ETERNAMENTE SOSTENIDOS AQUÍ, AHORA Y POR SIEMPRE. ASÍ ES. No hay Reino, Poder y Gloria más Grande en el Universo que la Fuerza del “YO SOY”, el Bien del “Ser Universal” y el “Ser Interno” dentro de mí, reinando en la humanidad.


Fragmentos del Libro “RECONOCIMIENTOS”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.



Artículos Destacados