PROTECCIÓN

Hay formas de protegerse contra las “energías siniestras”, además de envolverse con algún rayo o hacer un decreto. "AMAR" afectivamente, nutritivamente, es la más grande protección para alejar las influencias de la otra polaridad; no rechazar ni condenar a nadie, ya que esa energía desconoce, no puede lidiar ni comprender, y es confundida por la pureza del AMOR, pues no tiene control sobre ella. Con el rechazo o la falta de amor, estamos estimulando la oscuridad dentro de nosotros, porque esa energía destructiva lo que maneja y conoce es el odio, y trata de despertarlo de nosotros; si lo logra, estamos perdidos, porque en ese campo esa energía es tremendamente poderosa; por eso hará todo lo posible para que no se ame, manipulando la traición y el desamor.

Jesús y sus apóstoles

En la oscuridad, si la persona acude al amor de quienes verdaderamente la han amado y enseñado desde el principio, con sinceridad y honestidad, este AMOR la salvará, ya que vendrán en su auxilio todas las fuerzas internas de la “Hermandad de las Fuerzas de la Luz”, que están con ella y detrás de “aquel" que le transmitió la conexión con las Fuerzas del Bien.
Texto extraído del libro "PADRE NUESTRO METAFÍSICO" de Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Porteña
Artículos Destacados