PROTECCIÓN


La protección es la acción, sea de origen humano o divino, de impedir que una persona, situación o cosa haga daño e interfiera con el cumplimiento de la “Voluntad de Dios” -que siempre es el bien-, el “Plan Divino de Perfección” y el “Concepto Inmaculado”, para que se permanezca en óptimas condiciones.
Se busca protección por diversos motivos: la maldad, la traición, los malos gobiernos, la ignorancia, el odio, la enfermedad, los contagios, los virus, las epidemias y las pandemias, el engaño, la pobreza, los ladrones, los estafadores, la carencia y la condenación. La protección existe. Los sufrimientos, calamidades, enfermedades, infecciones, atentados, robos y desastres se producen por descuidar la protección y abrir las puertas donde se halla el mal.

El estrés y los pensamientos, sentimientos, decretos y acciones negativas bajan las defensas, y es allí donde laspersonas se vuelven permeables a lo negativo; pero esto tiene solución.
Texto extraído del libro "PROTECCIÓN METAFÍSICA" de Rubén Cedeño, Editorial Señora Porteña