PROPÓSITO OCULTO DE LA NOBLEZA

Los “Cuentos de Hadas” con reyes, príncipes y princesas tienen la finalidad de evocar una “Remembranza Divina” y resucitar la Nobleza en cada ser humano.


El Maestro Saint Germain ofrece la dispensación, para sus estudiantes y facilitadores, de cumplir con el protocolo y la nobleza con los que vivió como príncipe húngaro y conde, en la corte de Francia y en diversos reinos europeos y asiáticos. El Maestro Saint Germain es miembro tanto de la realeza terrena como de la Espiritual.


Entre todos los seres humanos debe existir un trato de realeza, porque cada persona tiene un “Cristo Interior” o “Ser Interno” que es Dios dentro de sí. Cada iglesia católica posee un sagrario donde se encuentra la eucaristía, y la gente se inclina ante él, le tiene mucho respeto y adoración. Igualmente, en el centro corazón de cada ser humano hay un sagrario contentivo de la “Inmortal Llama Triple”, que es la presencia de Dios dentro de cada persona y que merece todo el respeto del mundo. Por eso, cuando los nobles se encuentran, se saludan haciendo una inclinación o reverencia. Lamentablemente, a lo largo de los años, la mayoría de los nobles han olvidado la razón por la cual lo hacen, aunque algunos pocos lo saben. El ancestral origen del Orden Ceremonial, el refinamiento, la urbanidad o los buenos modales es reconocer, reverenciar y respetar el “Cristo Interno” que cada persona lleva en el sagrario de su corazón.


Tú puedes afirmar: “YO SOY UN NOBLE DE LA CORTE DEL MAESTRO SAINT GERMAIN”.


Texto extraído del libro ¨Saint Germain Plus" de Rubén Cedeño