PROPÓSITO DE EXISTIR

Todos los seres humanos han venido a la encarnación con un «Plan Divino de Perfección», que es lograr, cada día, una mayor conciencia de lo que son, o concienciar su «YO SOY». Mientras el ser humano conciencia más lo que es irreal, fantasioso, efímero e intrascendente, y no se apega a ello ni lo persigue, más cerca está de su verdadero Ser, la única felicidad permanente en la Vida, porque el Ser es la Suprema Realidad que subsiste incluso más allá de la muerte. Al Ser no se puede llegar con ningún artificio, como los estupefacientes, porque Él es Verdad y Plena Conciencia. Entonces resulta que, cuando alguien se droga, está tratando de engañarse, al buscar por medio de artilugios, lo que debería encontrar a través de la percepción de la realidad. Y lo que es peor: la droga siempre deja una huella de daño irreparable en el cuerpo, como el hecho de quemar neuronas.


Extraído del Libro “NO HACE FALTA LA DROGA”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.