PROPÓSITO DE DECRETAR


CHELA: Amado Maestro, si la conciencia es el centro creador del ser, ¿cuál es el propósito de decretar?

GURÚ: Amado chela, la hermosa sabiduría de la creación ha diseñado ciertos focos para prestar servicios específicos. Por ejemplo, la Naturaleza crea manos para realizar todos los actos múltiples que bendicen al individuo y a la vida en general. Crea ojos para ver, oídos para escuchar y pies para caminar. De ese modo, los diversos cuerpos del ser humano fueron creados para propósitos específicos. El cuerpo mental fue diseñado para crear moldes de perfección; el cuerpo físico, con todos sus miembros y facultades, para exteriorizar el diseño perfecto de la conciencia en el mundo de la forma. Una de las vías más poderosas por medio de las cuales los pensamientos y los sentimientos se convierten en cosas (revistiéndose con los átomos del mundo físico) es a través del centro de poder de la garganta, ¡de la palabra hablada!. Con la conciencia entrenada, purificada y concentrada, la manifestación debería coexistir con el decreto, es decir, debería ser instantánea. Esto fue hecho por Jesús y por todos aquellos que son maestros de la energía y la sustancia. La palabra hablada o la palabra mentalmente formulada se convierte finalmente en el "transformador reductor" mediante el cual el deseo de manifestar algo se precipita en el mundo de la forma.

Extracto del libro: "El Gurú y el Chela" de Koot Hoomi

Artículos Destacados