ORACIÓN SIMPLE

Oh, Señor, haz de mí un instrumento de Tu Paz,

Donde haya odio, que yo lleve el Amor.

Donde haya ofensa, que yo lleve el Perdón.

Donde haya discordia, que yo lleve la Unión.

Donde haya duda, que yo lleve la Fe.

Donde haya error, que yo lleve la Esperanza.

Donde haya tristeza, que lleve la Alegría.

Donde están las tinieblas, que yo lleve la Luz.

¡Oh, Maestro!, haz que yo no busque tanto

a ser consolado, sino a consolar;

a ser comprendido, sino a comprender;

a ser amado, sino a Amar.

Porque: