MILAGRO DE HÉRCULES

Hércules es el Elohim del Primer Rayo Azul de la Decisión, que encarna el Entusiasmo y “La Voluntad de Hacer”. Existen Siete Elohim. Hércules fue el primero de Ellos. Como trabaja para el Rayo Azul de la Fuerza, a nadie se le ocurriría que puede laborar con el Rayo Verde de la Curación. Pero fíjense lo que me pasó con Él.


Al llegar a su juventud, Hércules recibió, de ciertos Dioses, unas dotes maravillosas, como instrumentos para su desenvolvimiento y defensa. Pero Él, después de obtener todo esto, se metió en un matorral y salió con un mazo en la mano que había cortado con su propio esfuerzo; esta fue el arma con la que realizó sus trabajos. La mejor arma es la que nosotros desenvolvemos con nuestro esfuerzo, conciencia y tenacidad; no la que recibimos de los demás.


El Poderoso Hércules suele ofrecer este “Sagrado Mazo” solo a sus más fieles devotos, cuando son atacados injustamente, para que se defiendan, se protejan y nada les haga daño; pero ellos no pueden perjudicar ni amenazar a los demás con este “Sagrado Mazo”.


Con este mismo “Sagrado Mazo” el Poderoso Hércules también suele darles vitalidad y fuerza interior a sus estudiantes –introduciéndolo a nivel interno como una columna dentro de la columna vertebral-, en caso de debilidad, enfermedad y falta de ánimo, para que resuciten por la vía del Poder de Dios, cuando los ataques injustos de la vida los hacen desfallecer y los enferman. Igualmente lo introduce en la columna vertebral de algún enfermo para inyectarle vitalidad y tanta energía de salud como le sea necesaria.


Literalmente, me estaba muriendo en una cama en Milán y tenía compromisos ineludibles; había pasado todo el día en las peores condiciones, no había una parte de mí que se sintiera bien. Al siguiente día tenía conferencias, pero debía suspender